LOADING

¡La Catrina visita el Cégep!

Noémie Burrs*

La Catina visita el CégepDel 2 al 5 de noviembre, el Cégep (1) de l'Outaouais celebró el Día de Muertos, una fiesta tradicional mexicana en el campus Félix-Leclerc. Este proyecto fue propuesto por los dos profesores de español del colegio:  Esmeralda Beltrán Reyes y Pablo Pémeja. Con el apoyo de la UNAM Canadá y la embajada de México y la gran ayuda de Alexandra Roy, representante de la vida estudiantil, el proyecto se hizo realidad.

 

Este evento es una fiesta que me es familiar; anteriormente he leído artículos y he visto películas que trataban de esta celebración. También visité el altar que la UNAM Canadá había instalado en el ayuntamiento de Hull y me gustó mucho. Por lo tanto, me interesaba y me entusiasmaba participar en este proyecto porque me permitiría profundizar mis conocimientos sobre una fiesta típicamente mexicana. 

Disfruté instalando el altar. La UNAM Canadá y la embajada de México nos prestaron objetos y adornos para el altar, por ejemplo: calaveritas de azúcar, calaveras hechas con piedras pintadas con diferentes motivos, ramos de flores de colores hechos de papel, esqueletos, muñecas, una estatua de la Catrina, una bandera de México, manteles, guirnaldas y papel picado. Diseñar el altar fue mi parte favorita de la actividad. Investigué el diseño de un altar del Día de Muertos y quería que el nuestro fuera lo más fiel posible. Aunque el Día de Muertos celebra la muerte, el aspecto morboso no está presente en absoluto. Nuestro altar era colorido y vibrante, incluso las calaveras llevaban todo tipo de colores y motivos; eso es lo que más me gusta de esta fiesta. Cuando terminamos de instalar el altar me sentía muy orgullosa. Era muy bonito y el ambiente del ágora era mucho más vivo.

Durante la semana del 2 al 5 de noviembre, los estudiantes que habían ayudado a instalar el altar y yo misma nos presentamos en el ágora para promoverlo y explicar su significado a los estudiantes del Cégep. Recibimos la visita de un representante de la UNAM Canadá y otro de la embajada de México. Fue un honor recibirlos en el Cégep. También mi familia fue al colegio para ver el altar y estaba muy impresionada.

El altar que instalamos era un altar colectivo. Así, los alumnos podían dejar una foto de una persona fallecida o escribirle un mensaje. Unas semanas antes de la actividad, mi abuela murió. Dejé una foto de ella y una de mi abuelo, que murió hace cinco años. Me alegra haber podido celebrar a mis abuelos según esta colorida y alegre tradición.

Por último, ¡creo que este proyecto fue un éxito! Percibí un interés general por parte de los otros estudiantes y varios colaboraron en el altar colocando una foto o un mensaje. Me divertí mucho participando en este proyecto y aprendí mucho sobre la cultura mexicana. Esperemos tener la oportunidad de continuar celebrando esta fiesta en el futuro.

(1) Colegio de Enseñanza General y Profesional

*Alumna de primer año en el Programa de Artes, Letras y Comunicaciones
Colegio de Enseñanza General y Profesional de l'Outaouais, Canadá

Imagen de la autora


Visiten el blog de la revista, donde podrán escribir opiniones y comentarios de este artículo:
http://www.floresdenieve.cepe.unam.mx/blog/index.php/2021/12/03/la-catrina-visita-el-cegep/