LOADING

Un sábado en San Ángel

Solene Delorme*

Me gustaría hablar aquí de diferentes mercados de San Ángel que se pueden visitar los sábados, como el famoso Bazar del sábado.

Primero, voy a referirme al camino para llegar a San Ángel porque es parte de la magia de estos mercados. La parada de metrobús más cercana de San Ángel es La Bombilla, cerca del CEPE. Antes de ir a San Ángel, recomiendo pasear por el parque de La Bombilla y ver el monumento en memoria de Álvaro Obregón, muy interesante. Es un sitio histórico porque allí estaba el restaurante La Bombilla, donde fue asesinado el presidente Álvaro Obregón en 1928. Desde 1935 este lugar está dedicado a la memoria del político.

Luego, para llegar a San Ángel, hay que dejar la Avenida Insurgentes y caminar por la calle La Paz. Entramos en una parte diferente de la ciudad. Caminando por la calle La Paz y antes de cruzar la Avenida Revolución, podemos descubrir el Convento de las Carmelitas (hoy un museo con una colección de arte sacro) y su iglesia, que es muy bonita.

Después de cruzar la Avenida Revolución, tenemos la impresión de salir de la ciudad. En efecto, San Ángel fue un pueblo antes de formar un parte de la ciudad de México. A pesar de los coches, se respira la tranquilidad de un barrio colonial. Es como un pueblo dentro de la ciudad. Las calles están empedradas y llenas de color. Descubrimos la Plaza del Carmen, donde se hallan pinturas realizadas por artistas locales. Es un pequeño tianguis[1] de cuadros, el primero en San Ángel caminando desde La Bombilla.

La calle de La Paz se transforma ahora en la calle Amargura. Al final de esta calle, descubrimos el Bazar del sábado. Es un mercado lleno de artesanía de buena calidad, aunque es un poco caro. Este mercado, ubicado en una casona, sólo está abierto los sábados, hay objetos decorativos para la casa, artesanías de diferentes partes del país (objetos exóticos, arte, diseño, telas, lámparas, etc.) y también variados artículos, por ejemplo: zapatos, bolsas, ropa… Todo está hecho a mano y en México.

Enfrente del Bazar del sábado, hay dos plazas:

-          La plaza de Tenanitla, con puestos de artesanías y antigüedades. Los objetos son más baratos aquí que en el Bazar. ¡En un puesto compré un tradicional sarape mexicano para mi sofá! Es un tela de lana con múltiples colores, el mío es principalmente amarillo con azul, rojo, verde y un poco negro.

-          La plaza San Jacinto, donde se hallan muchas pinturas de todo tipo y de todo estilo realizadas por artistas locales.

A lo largo de este recorrido, desde el parque de La Bombilla hasta la plaza de San Jacinto, hay también muchos restaurantes, cafés, terrazas y tiendas para disfrutar. Entonces recomiendo ampliamente ir a San Ángel un sábado, ¡el ambiente es increíble!

 

Fuente de la imagen:
Solene Delorme*

*Estudiante francesa de Cultura mexicana en doce crónicas.
CEPE-CU, UNAM, CDMX.

 


[1] Tianguis viene del náhuatl “tiaquiztli”; es un mercado al aire libre que generalmente se instala en determinado lugar un día de la semana


Visiten el blog de la revista, donde podrán escribir opiniones y comentarios de este artículo:
http://www.floresdenieve.cepe.unam.mx/blog/index.php/2018/12/18/un-sabado-en-san-angel/