LOADING

La celebración del día de Nuestra Señora del Monte Carmel

William Nicolas Pierre*

Nuestra Señora del Monte Carmel

El tema de este artículo resulta importante por muchas razones. En primer lugar, trata de dar cuenta de unos de los aspectos más considerables en la vida de los seres humanos, particularmente de los haitianos. Por otra parte, busca explicar la relación que existe entre los haitianos y sus creencias y la que puede existir entre personas de diferentes religiones. Esta situación nos enseña cómo, a pesar de que las personas tengan diferentes puntos de vista, tanto los católicos como los practicantes del vudú pueden reunirse para lograr un mismo objetivo.

El día de Nuestra Señora de Monte Carmel (la Virgen de los Milagros, que es la patrona de la comuna de Seaut-d’Eau, ubicada en el Departamento del Centro de Haití), se celebra una fiesta; luego de la fecha tradicional viene la segunda parte conformada por la peregrinación, el símbolo de dicha fiesta.

Ubicación de Saut-d'Eau

Seaut-d’Eau es unas de las ciudades más importantes y turísticas de Haití por diferentes razones. En primer lugar, es una ciudad muy poblada de árboles donde el clima es muy bueno. Hay también una cascada natural que es muy visitada. Está ubicada en el Departamento central, en la comuna nombrada Mirbalais, y cuenta con una superficie de 179.43 km2, con una población de 39,069 habitantes. Según una leyenda popular, el 16 de julio de 1847 se apareció en ese lugar la Virgen María (en su advocación de la Virgen del Carmen, para los practicantes del vudú, Erzulie Dantor) en la copa de una palmera. Así, el lugar se convirtió en un importante destino religioso para los haitianos. Este lugar no sólo atrae a turistas haitianos, sino también a investigadores, científicos, sacerdotes y estudiantes que hacen carreras en el campo de la etnología.

La Peregrinación (católicos y practicantes del vudú juntos)

En esta época, los practicantes de las dos religiones más populares en Haití se reúnen para festejar este día. Cada peregrino tiene sus propios deseos y su solicitudes. Algunos acuden a Saut-d’Eau para pedir bendiciones, dinero, salud e hijos. Además, hay una cascada en la que la gente se baña para limpiarse, para quitarse la mala suerte y para alcanzar una vida mejor. Los católicos rezan a la virgen pidiéndole un mejor estado de salud, un buen trabajo y paz en su hogar, mientras que los practicantes del vudú hacen las mismas solicitudes pero le rezan a la virgen de Erzulie, que es la representación de la Virgen del Milagro en la religión del vudú.

El día de la celebración

Cada 14 y 15 de julio, empiezan los programas previos a esta fiesta, normalmente el día de 16 de julio inicia la celebración, la cual reúne a muchas personas locales y también a turistas de casi todas partes del mundo, como estadounidenses y canadienses, así como a la diáspora haitiana en los Estados Unidos, en África, El Caribe, etc.

El 16 de julio, muy temprano, es celebrada por un sacerdote católico la tradicional misa en la iglesia Monte Carmel, a la cual asisten altas autoridades nacionales como el presidente del país y el Primer Ministro, así como autoridades locales. En su discurso, el sacerdote  siempre promueve la tolerancia, el amor, la paz y la convivencia que debe cultivar en su corazón cada haitiano. Después de la misa, las personas salen de la iglesia para ir hacia su lugar favorito, dependiendo de su creencia, de su fe y de los motivos que tenía antes de llegar a Saut d’Eau.

Significado de esta peregrinación en la mente de los haitianos y aspectos culturales

Según Roxane Ledan, representante de una asociación cultural haitiana, la fiesta de Saut-d’Eau conforma diferentes aspectos de la vida cultural y religiosa de la población haitiana. Es parte de la forma de ser de los haitianos, la manifestación de sus creencias.

A pesar de que el Día de Nuestra Señora del Monte Carmel se ha considerado como una celebración religiosa es, ante todo, una fiesta popular y turística, considerando el número importante de turistas que llega a Haití en esta época. La producción artesanal está muy presente durante estos tres días; también las bandas musicales ofrecen espectáculos para atraer a los visitantes.

Para terminar, los haitianos consideramos que el Día de Nuestra Señora del Monte Carmel es un símbolo de las dos religiones más importantes en Haití. Las diversas manifestaciones de estas prácticas nos muestran que la religión es una parte importante en la vida cultural y social de muchos seres humanos, a través de las cuales se expresan muchas emociones.

Estudiante haitiano de Español 7
CEPE-Taxco, UNAM, México


Visiten el blog de la revista, donde podrán escribir opiniones y comentarios de este artículo:
http://www.floresdenieve.cepe.unam.mx/blog/index.php/2019/02/05/nuestra-senora-del-monte-carmel/