LOADING

Isidro Baldenegro López, activista ecologista rarámuri

Noble Ingram*

Isidro Baldenegro recibe el Premio Goldman en 2005

Isidro Baldenegro López fue una figura rara en el movimiento ambiental global. Era un líder indígena del grupo rarámuri en el norte de México, aunque muchos de los ecologistas más famosos eran (y son todavía) europeos o estadounidenses. Fue una voz crítica ante la poderosa industria de explotación forestal. Según todos, era un hombre amable y paciente. Pero como tantos otros activistas ambientales, finalmente tuvo un destino trágico por su activismo.

Baldenegro nació en 1966 en el estado de Chihuahua. La región incluía un gran tramo de las montañas de la Sierra Madre y era conocida por su biodiversidad y bosques. Como su padre, Baldenegro era agricultor y valoraba mucho la tierra donde vivía y trabajaba.

La región es también conocida por el corte ilegal de árboles. Baldenegro y su padre estaban en contra de esa tala ilegal, que era y ahora todavía es muy común. Defendían especialmente los bosques primarios que tienen árboles muy viejos y nunca han sido talados. Estos bosques son cruciales para los ecosistemas y los sustentos indígenas. El padre de Baldenegro luchó mucho contra eso durante su infancia. En 1986, cuando Baldenegro tenía solo 20 años, fue testigo del ataque que causó la muerte de su padre , ataque debido al activismo de este. En los años siguientes, él se volvió un activista medioambiental importante por derecho propio.

Pero, como muestra la muerte del padre de Baldenegro, puede ser muy peligroso luchar contra la industria maderera. Es bastante común que en las operaciones de tala, tanto legales como ilegales, asalten o atenten contra la vida de sus oponentes.

En 2003, Baldenegro organizó un bloqueo humano con muchas mujeres indígenas cuyos esposos murieron por su lucha contra la tala maderera ilegal. La protesta causó la prohibición del corte de árboles en esa región.

Durante años, Baldenegro dirigió protestas en Chihuahua, como sentadas y bloqueos, contra la industria maderera en las montañas de la Sierra Madre. En 2005, ganó el Premio Goldman Medioambiental por este trabajo. La organización Goldman Medioambiental escribió: “Los valientes esfuerzos de Baldenegro han hecho de él un héroe nacional e internacional.”

En enero de 2017, como su padre, Baldenegro tuvo también una muerte trágica. Todavía no queda claro quién fue el responsable de su muerte, que ocurrió pocos meses después del asesinato de otra activista ambiental de Latinoamérica que recibió el premio Goldman, Berta Cáceres. En 2017, 197 activistas ambientales sufrieron atentados trágicos en todo el mundo, la mayoría en Latinoamérica.

Admiro mucho a Baldenegro por su trabajo en defensa de su tierra natal. Creo que es muy importante cuidar el ambiente, especialmente ahora cuando estamos enfrentando la amenaza del cambio climático cada vez más y con mayor fuerza. Pero también admiro el hecho de que Baldenegro trabajaba con su comunidad para efectuar una transformación. Con demasiada frecuencia los movimientos ambientales son muy eurocéntricos y no se trabaja para incluir a las comunidades indígenas. Creo que es esencial incluir a todos en un movimiento para proteger el planeta.

También quiero decir que Baldenegro fue increíblemente valiente al luchar en contra de una actividad tan poderosa como la tala ilegal de árboles. No creo que yo tenga el valor de hacer lo mismo, pero espero que sus esfuerzos incentiven a otros activistas a seguir luchando por el futuro del planeta.

Fuente de imagen: Isidro Baldenegro recibe el Premio Goldman en 2005, https://www.goldmanprize.org/recipient/isidro-baldenegro/

 

*Estudiante de Estados Unidos, curso de Cultura Mexicana en Doce Crónicas
  CEPE-CU, UNAM, Ciudad de México


Visiten el blog de la revista, donde podrán escribir opiniones y comentarios de este artículo:
http://www.floresdenieve.cepe.unam.mx/blog/index.php/2019/12/19/isidro-baldenegro-lopez/