LOADING

Mevlana Yalal Ad-din Muhammad Rumi, maestro sufí

Evrim Çetinkaya*

Dijo Mevlana:
Ven, ven quien quiera que tú seas
Cristiano, musulmana, adorador del fuego o ateo.
Ven, nuestra caravana no es  de desesperanza
Aunque hayas roto tus votos cien veces
Ven, ven...[1]

Mevlana Yalal Ad-din Muhammad Rumi

En el mundo oriental se le conoce como Hazreti Mevlana, pero para los occidentales es más conocido como Rumi. “Hazret” significa maestro y él tuvo más de mil discípulos. Fue un teólogo, místico, poeta y sufí. Su libro fue traducido a muchos idiomas y es uno de los más vendidos en Estados Unidos.

Nació en Balkh, que actualmente es una ciudad de Afganistán, el 30 septiembre de 1207, y murió en Konya, una ciudad de Turquía, el 17 diciembre de 1273. Fue el fundador del sufismo, una minoría del Islam, que es considerado como un camino espiritual.

Por sus ideas, opiniones y creencias, se le considera una de las personas más famosas e importantes del mundo. Según Mevlana, todas las religiones están más o menos en lo cierto. Para él, fuimos creados por una razón y esta es buscar la verdad. La verdad, considera él, es el amor -la unión con Dios- y este amor no existe entre las personas, de acuerdo con Mevlana. Cuando encontremos el amor, el segundo nacimiento de nosotros va a comenzar. Este nacimiento es espiritual.

Después de que murió, su hijo y uno de sus alumnos crearon la orden de los Mevlevis, también conocida como la “orden de los derviches danzantes”. La sede de la orden está en Konya, en donde se ubica la tumba de Mevlana. Hay una plaza cerrada dentro de la tumba en donde los sufíes hacen la danza sema. Y también hay una mezquita en donde los musulmanes rezan, están las habitaciones que fueron ocupadas por los maestros y alumnos -actualmente se usan como las salas de las exhibiciones-, y una cocina en donde ellos comen y se reúnen alrededor de la tumba. La tumba era como una escuela en donde se enseñaba el Islam, el libro sagrado, El Corán, la vida del profeta Muhammad, la vida de Mevlana, sus ideas y su libro Matnawi.

Los miembros de la orden se llaman sufíes. Cualquier persona puede ser miembro. Una mujer o un hombre; cualquier persona que quiera. Para entrar en esta orden, solo hay que tener permiso de la familia, ser adultos y ser pacientes.

Mevlana instituyó el sema, o la “Danza Cósmica de los Derviches”. Actualmente se llama ritual, más que danza. Sema significa escuchar, representa el viaje del sufí en la tierra de quien busca la verdad. Durante el sema los derviches están girando con la mano derecha que se coloca con la palma hacia arriba, hacia el infinito, y la mano izquierda con la palma hacia abajo, hacia la tierra; recogen la baraka, o bendición del cielo y la llevan a la tierra para distribuirla entre los demás. Significa que los seres vienen de Dios y regresan a Dios. Los derviches llevan el vestido blanco, que representa la mortaja y la vida pura; el gorro cónico café representa la lápida de los cementerios; la capa negra, la tumba. La danza empieza con la voz del tambor que significa que Dios dijo “Sea” y todo fue creado. Sigue con la flauta, divina respiración. Representa la primera respiración que da la vida a todos. Después de la flauta, los derviches se saludan; simboliza la salutación de alma a alma. Luego siguen girando con los saludos. Una de las cosas más importantes, de acuerdo con este ritual, es compartir la abundancia de la vida que nos regala Dios.

 

Fuente de la imagen: Derviches girando en el jardín de la tumba (foto de la autora)

*Estudiante de Turquía de Español 4
CEPE. Ciudad Universitaria, CDMX, México


Visiten el blog de la revista, donde podrán escribir opiniones y comentarios de este artículo:
http://www.floresdenieve.cepe.unam.mx/blog/index.php/2020/05/30/mevlana-yalal-ad-din-muhammad-rumi/