LOADING

Manejar y dejar de manejar en Japón

Michiko Uchida*

Bucarest and man

En las dos últimas décadas ha avanzado más el envejecimiento de la población en Japón. Esto ha impactado, por ejemplo, en las licencias de manejar para los ancianos. En los últimos años hemos tenido un gran problema sobre este tema, y es que ha aumentado el número de accidentes graves con coches manejados por ancianos. Hace dos años, ocurrió una catástrofe. Un anciano se equivocó al apretar el acelerador en lugar del freno y estrelló su coche contra una fila de niños que iban a la escuela. Desde que ocurrió ese accidente, el gobierno de Japón ha advertido que la gente mayor que ya no utilice su licencia de manejar debe devolverla voluntariamente. El gobierno piensa que es muy alta la probabilidad de que los ancianos tengan accidentes. Creo que el objetivo de la ley es que disminuyan los accidentes trágicos y que nunca se repitan.

Por otra parte, lo que no ha cambiado en Japón es que toda la gente respeta las reglas para manejar. Para conseguir la licencia de conducir, tenemos que aprender en una escuela privada de manejo para que conozcamos las reglas, las leyes, la conducción y técnicas de primeros auxilios y socorrismo. Y finalmente tenemos que aprobar el examen que designa el gobierno. Si no lo pasamos, nunca podemos manejar. También, cada ciertos años tenemos que renovar la licencia en la comisaría de policía; además, tenemos que participar en un curso obligatoriamente para que sepamos qué ha cambiado en comparación con la ley anterior. El trámite de renovación de la licencia para los infractores es especialmente más estricto que para otras personas.

Fuente de imagen: MNJ, Bucarest and man.

*Estudiante de Japón de Español 5
CEPE-Polanco, UNAM, CDMX, México


Visiten el blog de la revista, donde podrán escribir opiniones y comentarios de este artículo:
http://www.floresdenieve.cepe.unam.mx/blog/index.php/2020/05/27/manejar-y-dejar-de-manejar-en-japon/