LOADING

La vida durante una pandemia global

Virginia Laver*

EEl sol rojo de la mañana se siente siniestro durante estos días

Por extraño que parezca, si me hubieras preguntado hace un año dónde imaginaba que estaría hoy o qué estaría haciendo, ciertamente no lo habría adivinado. Ahora he estado viviendo en Taxco, México, en cuarentena, debido a una pandemia global.

Cuando el virus estaba en China, nunca, en millones de años, consideré que tendría un impacto directo en mi vida. Este virus ha puesto a prueba a toda la humanidad, nuestras vidas, nuestros trabajos, nuestra forma de vida, nuestros planes a futuro y se ha reído de todos.

Estaba planeando volver con mi familia a finales de abril, pero hasta el momento no he podido hacerlo. Probablemente todavía podría encontrar el camino a casa, pero por ahora México es el único país en el que mi novio y yo podemos estar juntos; así que aquí nos quedamos.

A continuación, les presento mis recomendaciones para sobrevivir y, posiblemente, salir adelante durante una pandemia como extranjero en otro país.

Primero y más importante, necesitas de otras personas. Sin ellos, sería mejor intentar regresar a un lugar donde tengas contactos. Las personas son buenas para la compañía, para compartir la comida y para dividir las tareas domésticas.

El segundo aspecto importante que he observado es mantener un horario y asegurar el espacio de cada persona con la que estás conviviendo. Es muy útil si tienes diferentes habitaciones y espacios, pero si no es el caso, puedes crear espacios con actividades individuales, como leer un libro o ver una película con auriculares.

La comida es una parte de la vida en cualquier situación. Durante una pandemia global es el corazón de la casa y nos ayuda a mantenernos contentos. Es importante elegir a alguien para manejar y tomar decisiones sobre la cocina y la comida; por ejemplo, cuántos días necesitamos para salir de la casa por más comida, qué necesitamos, dónde iremos a comprarla. Esta es una parte vital para mantener el equilibrio en la casa, porque todos necesitan sentirse satisfechos con respecto a la situación de la comida.

En este caso, nosotros no estamos con nuestras familias. Entonces es muy importante mantener contacto continuo con nuestras respectivas familias. Nosotros tenemos diferentes maneras para hacerlo. Por ejemplo, en mi caso, envío un mensaje de voz cada semana a mi mamá. Un correo, cada dos semanas, para mi abuela. Usualmente hablamos sobre la historia de la familia, porque creo que es mejor  hablar sobre otros temas, en lugar del virus. Encuentro que eso ayuda a reducir el estrés que mi familia siente a veces porque estoy en un país extranjero.

La casa necesita ser limpiada durante la semana. Las tareas de la casa deben ser compartidas de manera justa. Usualmente, compartimos la limpieza los domingos. Mantener la casa limpia y ordenada contribuye a mantener la estabilidad y la salud.

Finalmente, es muy importante tener claridad en la comunicación en el hogar, lo cual es igual a paz. A veces habrá de ocurrir algún conflicto; sin embargo, cuando esto pasa, es muy importante comunicarse después del mismo, cuando ambas personas se sienten más calmadas. Esto mantendrá el equilibrio dentro del hogar. Todos necesitamos ganar de alguna manera.

La vida durante una pandemia global no es una tarea fácil, hay momentos de tensión, ansiedad, frustración y enojo; sin embargo, todas estas emociones pasan y es importante recordar eso.

  Foto de la autora: “El sol rojo de la mañana se siente siniestro durante estos días.”

*Estudiante de Australia del Taller de Redacción 1, Español 3
CEPE-Taxco, UNAM, México.


Visiten el blog de la revista, donde podrán escribir opiniones y comentarios de este artículo:
http://www.floresdenieve.cepe.unam.mx/blog/index.php/2020/05/27/la-vida-durante-una-pandemia-global/