LOADING

Yogyakarta, Indonesia

Didik Nugroho*

Yogyakarta, Indonesia

La región especial de Yogyakarta es una provincia exótica situada en la isla de Java, Indonesia. He visitado esta provincia varias veces. Es la única provincia de Indonesia, que tiene un régimen de monarquía. Su capital se llama Ciudad de Yogyakarta. Es una ciudad muy acogedora. Lo más interesante de Yogyakarta es que es conocida por ser un centro del arte clásico y de la cultura javanesa. También es famosa por ser un centro de educación superior en Indonesia. Tiene algunos lugares para visitar, los cuales son muy bonitos.

Si a ustedes les gustarían visitar esta ciudad, les sugeriría que se quedaran en la zona más turística de la ciudad de Yogyakarta, por ejemplo en Malioboro o Prawirotaman, que tiene calles famosas. Desde ahí pueden caminar o tomar un becak, que es un triciclo, y pueden ir a unos lugares turísticos de la ciudad. Primero, al palacio del sultán o Kraton, el cual funciona como la residencia de la familia real del reino Ngayogyakarta Hadiningrat, construida en el siglo XVII.

Además del Kraton, pueden visitar Tamansari, donde todavía existen ruinas de las propiedades del sultán como murallas y el Castillo de Agua, construido en el siglo XVII. La Mezquita de Masjid Tanah Bawah es una mezquita subterránea con varios niveles o escalones, los cuales simbolizan el imaginario religioso (infierno y cielo)  y los cinco pilares de la religión musulmana.

Si les gustan los templos, les recomendaría visitar Borobudur. Yogyakarta tiene como 25 zonas arqueológicas. Unos cuantos kilómetros al norte, se encuentra el conjunto de Borobudur. Es el templo budista más grande del mundo, el cual está sostenido por una base cuadrada de 123 metros de lado y tiene nueve niveles con casi 40 metros de altura, construido en el siglo VII por los soberanos de la dinastía Sailendra.

Unos cuantos kilómetros al sureste, se encuentra el conjunto de Prambanan. Es el templo hinduista más grande de Indonesia. Fue construido en el siglo VIII por la dinastía Sanjaya. Tiene una altura de 48 metros y hay 250 templos chiquitos alrededor en un área de 40 hectáreas. El Templo de Ratu Boko es famoso entre los turistas por sus increíbles atardeceres. Está situado sobre un cerro cerca de Prambanan. Fue construido por los soberanos de la dinastía Sailendra en el siglo VIII.

En Prambanan hay un lugar que se llama Ballet Ramayana. Ahí podemos ver un show, como un drama, y nos cuenta sobre las epopeyas hindúes con adaptación cultural javanesa. La actuación se combina con la hermosa danza tradicional de Java y el drama silencioso. Representa el verdadero amor entre Rama y Sinta.

Parangtritis, Baron e Indrayanti, son las playas más famosa en Yogyakarta, tienen arena blanca y café. Se puede esnorquelear también en la playa Nglambor. Pero les aconsejaría que no usaran el traje del baño para nadar, como en Bali. Aquí les sugeriría que usaran short porque la mayoría de la población de Yogyakarta es musulmana. Cerca de estas playas hay un cenote bonito, donde se puede nadar también.

El volcán Merapi está activo y sus cumbres se llenan pronto de nubes por las fumarolas que emite. Vale la pena ver el volcán desde el mirador Ketep Pass y visitar el museo de vulcanología.

La gente de Yogyakarta es amable y ama mucho a su sultán, más que al presidente de Indonesia. Hay muchas ceremonias tradicionales en las que usan ropas tradicionales. Si buscaran comida de Yogyakarta, les recomendaría que compraran gudeg y bakpia. Gudeg es una comida de yaca verde con leche de coco, pollo, huevo y con unos veinte condimentos, la cual es muy sabrosa y se come con tofu y piel de res y arroz. Y bakpia es pan de frijol mungo. ¡Bienvenidos A Yogyakarta!

Fuente de imagen: Google maps.

*Estudiante de Indonesia de Español 7
CEPE-Polanco, UNAM, Ciudad de México


Visiten el blog de la revista, donde podrán escribir opiniones y comentarios de este artículo:
http://www.floresdenieve.cepe.unam.mx/blog/index.php/2020/05/28/yogyakarta-indonesia/