LOADING

Los alebrijes: fantástico arte escultórico de México

Matthew Serafin*

Alebrijes

Un aspecto de arte muy mexicano (y muy único de la región) son los alebrijes. Los alebrijes son criaturas imaginarias que tienen aspecto de animales diferentes—un alebrije puede tener una cabeza de león y alas de águila. O piernas de pájaro con un cuerpo de ratón. Las posibilidades son ilimitadas y, usualmente, los alebrijes tienen colores brillantes que no se pueden encontrar en el medio ambiente. Los alebrijes originales eran de cartón, pero otros tipos de otras regiones son creados de madera de copal.

El creador del concepto fue Pedro Linares López en los años de 1930. Pedro era un cartonero. Usaba cartón y papel maché en su arte. Un día, estuvo muy enfermo. La historia cuenta que mientras él dormía con una fiebre muy alta, tuvo sueños llenos de criaturas míticas y cuando despertó, recordó el nombre “alebrije.” Empezó a crear estos alebrijes con papel maché; estaba recreando las figuras de su sueño.

          Por muchos años, Pedro Linares vendió sus creaciones y la popularidad de los alebrijes creció. Pedro recibió atención de galerías e incluso vendió su arte a personas notables como Frida Kahlo y Diego Rivera. En 1975, Judith Boronowski, documentalista, filmó la historia de Pedro en: “Pedro Linares: Artesano de Cartón,” un documental que dio fama internacional a Linares. En 1990, dos años antes de su muerte, Linares recibió el Premio Nacional de Artes y Tradiciones Populares, el premio de arte más alto dado por el gobierno de México.

          Ahora, y en la cultura popular, los alebrijes son parte de la conciencia de los mexicanos. Desde 2007 hay un gran desfile en la Ciudad de México donde 200 (o más) artistas contribuyen con alebrijes para la celebración. Cada año, el Museo de Arte Popular organiza este evento que se llama “La Noche de los Alebrijes.” Cada octubre, en el segundo o tercer sábado, el desfile empieza en el Zócalo, en el centro de la ciudad. El desfile continúa en el Paseo de la Reforma hasta el punto final: el Ángel de la Independencia. Allí, los alebrijes se quedan por algunas semanas para que el público pueda verlos y disfrutarlos.

          Parece que los alebrijes y su desfile llegaron para quedarse.

 

*Estudiante de Estados Unidos del curso Lengua y Cultura Mexicana
 UNAM-Chicago, Estados Unidos

Imagen: Fotos de alebrijes en CDMX, tomadas el 4 de noviembre de 2017 (Matthew Serafin) 

 

Fuentes consultadas


Visiten el blog de la revista, donde podrán escribir opiniones y comentarios de este artículo:
http://www.floresdenieve.cepe.unam.mx/blog/index.php/2020/06/04/los-alebrijes-fantastico-arte-escultorico/