LOADING

Unos fuereños irredentos

Sarah Kearney*

Unos fuereños irredentosLas dos escritoras mexicanas, Sandra Cisneros y María Luisa Puga, hablan en sus novelas de temas similares: de ser extranjera, fuereña y de vivir entre culturas y mundos diferentes. Sandra Cisneros, escritora chicana, creció entre dos culturas, la de México y la de Estados Unidos. Cisneros entiende entonces cómo es sentirse aparte, no pertenecer a ninguna cultura y tener una identidad chicana.

        María Luisa Puga nació en la ciudad de México y se mudó a una edad joven a Acapulco. Ella vivió en Europa y África (Kenia). Estas experiencias de vivir en países diferentes y conocer cómo se siente ser extranjera, se expresa en su literatura.

        Siento que tengo algo en común con ellas. Yo soy una mezcla cultural: tengo una madre francesa, un padre irlandés, crecí en Irlanda y pasé la mitad de mi vida en Los Estados Unidos. Mi compañero es egipcio y también extranjero, por vivir los últimos quince años en los Estados Unidos. Ahora vivimos juntos en México, donde ambos somos extranjeros irredentos. Es un privilegio poder viajar tanto y conocer otras culturas. Mi compañero habla cinco idiomas y yo casi tres. Viajar te enseña que, a pesar de todas las diferencias culturales, somos todos seres humanos que quieren más o menos lo mismo: seguridad, pertenecer y una buena calidad de vida. Pero, por otro lado, nunca nos sentimos completamente en casa en ninguna cultura. Por un lado, somos un poco parte de cada país, de cada cultura, pero al mismo tiempo estamos aparte en cada una, también. Aunque puede ser un dolor no pertenecer a alguna cultura específica, puede también dar la libertad de estar aparte, porque ofrece la oportunidad de ver de lejos, de tener una perspectiva más inclusiva. Y ser bilingüe o trilingüe da más oportunidad y acceso a otras maneras de vivir y a la riqueza que tiene cada cultura.

        Estas escritoras han abordado sus experiencias personales. Escriben sobre saber de las dificultades de no pertenecer. Qué afortunado es cuando podemos convertir experiencias negativas y dolorosas en algo creativo como una novela u otra forma de arte; poder utilizar los momentos de soledad y dolor en nuestras vidas para algo bueno, es una suerte. Ambas, Cisneros y Puga, pertenecen a la comunidad de escritoras conocidas por su talento y también por dar la oportunidad de conocer otras culturas; por estar en la posición de ser fuereñas y por reflexionar sobre la pertenencia. Y, quizás, también, por pertenecer a quienes son fuereños irredentos, eso puede ser algo por lo que estar agradecida.  

Imagen de la autora

*Estudiante de Estados Unidos del curso Literatura mexicana contemporánea (México contemporáneo)
  CEPE-Ciudad Universitaria, UNAM, Ciudad de México


Visiten el blog de la revista, donde podrán escribir opiniones y comentarios de este artículo:
http://www.floresdenieve.cepe.unam.mx/blog/index.php/2021/06/23/unos-fuerenos-irredentos/