One thought on “Planes (hipotéticos) para toda una vida”

  1. Hay una anécdota de un turista de un país muy rico que visita a Cuba (o a cualquier país con un clima muy agradable): Un día el turista camina por la playa y encuentra a un hombre que está sentado en la sombra de un árbol. El turista le pregunta al hombre: ¨ ¿Senor, a qué se dedica?” “Soy pescador”. ¨¿Porqué no está en el mar? – puede capturar muchos peces y llegar a ser rico”. ¨”Porqué le parece a usted una buena idea?” “Porque cuando esté rico, no tiene que trabajar y puede disfrutar la vida.” “Pero, señor, es lo que hago.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *