One thought on “Al fin, un espacio propio”

  1. Hola Josephine Laframboise. Gracias por compartir tus memorias generacionales respecto al reconocimiento laboral. Ha sido muy agradable reflexionar sobre las mujeres en mi vida.
    Te cuento que en mi caso es un poco igual. Abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *