Mala onda

Mala onda:

Lo contrario de buena onda. Las personas y las situaciones pueden ser mala onda, es decir, desagradables, decepcionantes o causar sentimientos negativos. Es una expresión más o menos informal y común en ambientes familiares y de trabajo. La expresión qué mala onda es equivalente a qué mal, qué pena, qué lástima. Ejemplo:

Qué mala onda, ya no alcanzamos descuento en el autobús para Chiapas. Otras expresiones con mala onda: (1) No ser mala onda .  –No seas mala onda,  cámbiame este billete, ¿sí?. Quiere decir: sé buena persona…, hazme un favor(2) No ser mala onda No es mala onda, pero tu compu ya está muy vieja y es muy lenta… Quiere decir: perdona, pero… no lo tomes a mal, pero… Es una manera de suavizar una crítica o comentario.

Ejemplos:

Canción Qué mala onda, de Jorge Briseño.

No, yo también me llamo Heriberto, pero mi papá tenía un compadre con ese nombre y mi mamá huyó con él.

¡Qué mala onda! Te apuesto a que extrañaste vivir sin tu mamá.        -¿Quién no? Pero como dice un profesor que tuve, ya sólo hay familias disfuncionales.

Texto: fragmento de Apocalipstick, de Carlos Monsiváis. Tomado de: http://www.elcultural.es/noticias/LETRAS/648/Leyendo_a_Monsivais

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Español y Áreas de Cultura para Extranjeros