Ándale

Ándale.   1. Usamos esta palabra para insistir y pedirle un favor alguien. Ándale, acompáñame a sacar unas copias.  Vamos, ándale, que no quiero ir sola a esa fiesta. 2. Como expresión para confirmar. Equivale a expresiones que confirman como eso es, así es, muy bien, etc. A: –¿Así se escribe tu nombre? B: –Ándale, exactamente así es. 3. Cuando ya estamos resignados a que las cosas se hagan como quieren los demás, decimos ándale pues. a) Ándale pues, se hará como tú quieras. Para el trato de usted usamos ándele. Ejemplos: Sobre ándale, el DEM dice: 1 ¡Ándale!, ¡ándele! Expresión con la que se exhorta a actuar de cierta manera: “¡Ándale, niña, ya vinieron por ti!”, “¡Ándale, ya vámonos!”, “¡Ándele, apúrese!” 2 ¡Ándale! Eso, exactamente: “¡Ándale, eso es lo que quiero!”, “¡Ándale!, así es como se hace”. 3 ¡Ándale! Manifiesta sorpresa ante un hecho consumado: “¡Ándale, quién lo hubiera dicho!”, “¡Ándale, ahora sí llegaron los marcianos!”.

One thought on “Ándale”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Español y Áreas de Cultura para Extranjeros